Diario Digital

Comunidades de Llancacura en conflicto con inmobiliaria entregaron carta a las autoridades reivindicando sus derechos ancestrales

09 diciembre 2020.- Esta mañana representantes del parlamento Kunko de La Unión se hicieron presentes en la capital del Ranco para hacer entrega de una carta a la Conadi, al gobernador Alonso Pérez de Arce y al alcalde Aldo Pinuer. En ella demandan la aplicación del artículo 20 b de la ley 19.253. También en la carta se adjuntan documentos con el relato histórico que acredita la pérdida de las tierras de Llancacura.

Recordar que esta demanda se inicia tras la venta de un campo de 2.700 hectáreas por parte de la  “Inmobiliaria Llancacura Spa.”, quienes venden terrenos entre 0,5 y 10 hectáreas.

Los argumentos se basan principalmente en el atropello histórico que han sufrido estas comunidades, lo que las ha llevado a un estado de arrinconamiento que las tiene en una situación de precariedad sociocultural.

También  argumentan que están en concordancia con los distintos linajes del Ayllarehue de Trumao, que descienden de ellos y que viven en las pocas tierras que poseen, llamadas Reserva Forestal Llancacura y en donde aún se mantienen los distintos sitios de significación cultural y espiritual. Además, señalan que el proyecto inmobiliario destruirá y hará uso indebido de las aguas del río Bueno (Wenuleufu), poniendo así en riesgo distintas actividades ancestrales de los que viven ahí.

Finalmente, a través de la carta solicitan una reunión, señalando que las comunidades buscan llegar a un acuerdo que detenga la venta de parcelas  por parte de la Inmobiliaria, ya que ello sería una continuidad de la apropiación fraudulenta de sus tierras ancestrales, realizada antes por colonos alemanes y luego chilenos. Agregan además que sus comunidades cuentan con títulos reconocidos por la actual ley 19.253.

Fresia Camán en conversación con Diario El Ranco señaló: “Hoy venimos a iniciar un diálogo, como lo hicimos el otro día en Puerto Ulloa con las personas que han comprado y los futuros compradores de estas parcelas. Aquí hay terrenos usurpados y comprados en forma maliciosa”.

Camán precisó finalmente que “entregamos junto a la carta una reseña histórica de cómo se obtuvieron esos terrenos, la mayoría en tiempos de dictadura y después blanqueando papeles. Pero hay registros que son muy valiosos que queremos poner sobre la mesa para hoy iniciar una discusión y demostrar que nos corresponden y tenemos derechos consuetudinarios  sobre ellos”.

@ER

Comments are closed.

Recent Comments