Diario Digital

Pastor Mario Álvarez: “Los cristianos serían muy útiles a la política en Chile si tuvieran una posición de lealtad absoluta con la palabra de Dios”

4 Noviembre 2020.- Historia, fundamento y política fueron los temas que abordamos con el pastor Mario Álvarez Silva, en el marco del reciente 31 de octubre, Día de las Iglesias Evangélicas y Protestantes.

En esa fecha recordamos lo sucedido en 1517, cuando Martín Lutero tuvo un gesto de protesta por las doctrinas dentro del cristianismo. Eso marcó un hito importante, movió la discusión teológica y finalmente dio como resultado una iglesia paralela a la iglesia oficial de ese tiempo, con una renovación importante de doctrina llamada la Reforma.

-Pastor, ¿Cuáles son los fundamentos de la iglesia evangélica y protestante?

-Partiendo de la Reforma, posteriormente se establecieron algunos puntos aclaratorios de todos los planteamientos fundamentales del cristianismo y en ese ámbito se logró establecer un conjunto de puntos, llamados las cinco solas de la Reforma y que forman parte del fundamento bíblico-teológico de todas las Iglesias, bien fundamentadas doctrinalmente. La iglesia se sustenta en la sola escritura, la escritura es la única fuente de autoridad. Solo por Cristo, solo por gracia, solo por la fe, solo a Dios la gloria.

-Las iglesias evangélicas y protestantes, ¿solo trabajan en beneficio espiritual de las
personas? ¿Y qué sucede con el área social?

-El trabajo social de la iglesia evangélica es histórico y viene con fundamento y partimos con el llamado que hizo la iglesia cristiana al apóstol Pablo para que predique el evangelio, pero que no se olvide de los pobres. El primer mandamiento es amar a Dios y el segundo amar al prójimo como a nosotros mismos.

En Inglaterra, en 1700, el movimiento de las escuelas dominicales, que hoy están en todo el mundo, comenzó con el propósito de ayudar a niños vulnerables que estaban en la calle, porque en esa época no tenían acceso a las escuelas. En nuestro país un trabajo en el área social lo realizaron los integrantes del Ejército de Salvación y desde hace unas décadas el trabajo de la iglesia evangélica en los recintos carcelarios.

-Pastor, ¿qué opina de la participación de algunos líderes o personas de base de la iglesia evangélica que participan en campañas políticas y en el último plebiscito, apropiándose la representación de la iglesia en general o llaman a no votar por una opción, porque generaría un castigo divino?

-Bueno, esto ha sido, fue recientemente y va a seguir siendo. Es parte del mal que ocurre en el ambiente religioso. Las personas son tentadas, atraídas a salirse de sus planteamientos fundamentales para obtener algún beneficio. Esto lo digo con todas sus letras, porque fue vergonzoso en el plebiscito, apoyando una de las opciones, apareciendo algunas personas que hablaban en términos tales como “defender la iglesia”, “la opción x es la opción de los evangélicos”… Esas cosas salen totalmente de la autorización que un líder tiene para
interpretar el mundo político. Yo, como cristiano pensante, reflexivo, puedo llegar a algunas conclusiones en cualquier instancia política. Yo creo que la Biblia me llama a eso: a escudriñar, a estudiar los tiempos y establecer algunas cosas y predicarlas y enseñarlas a las personas que yo estoy liderando, guiando y enseñando. Pero no puedo tomarme el nombre de la iglesia de Cristo para decir cosas como las que se dijeron, eso -lo digo de nuevo- es vergonzoso.

Porque detrás de eso hay una atracción política por ciertos sectores, ofrecimiento de beneficios, cosa que siempre ha existido en nuestro país. Recuerdo lo sucedido el 80, 88 y ahora el 2020 y todo es similar. Siempre va a haber personas que no tienen un buen fundamento bíblico, teológico, que los haga examinar todas las opciones, porque no hay  ninguna opción que sea el ideal para el cristianismo.

No es posible que la lealtad de los evangélicos, de pastores fundamentados en la palabra del Señor, esté ligada a la lealtad a un sistema político. Que puede tener cosas buenas, sin duda las tiene, todo sistema político las tiene, pero también tiene otras cosas. No es lo importante que un líder esté contra el aborto -que es un tema muy importante dentro del mundo evangélico: el tema de las opciones sexuales- pero la política no es tan solo eso.

Hay muchos temas de justicia social, la persona del líder, su ética a nivel político o a nivel empresarial, si es un empresario. Importa mucho llegar a una conclusión antes de apoyar o no apoyar una opción.

Mario Álvarez recordó que en 1988, siendo integrante del Consejo de Pastores, emitieron una declaración pública a raíz de unos agitadores políticos dentro del mundo evangélico, diciendo que una de las opciones era la mejor, porque si no la iglesia se iba a ir al suelo.

-Hicimos una declaración negando eso y afirmando que la iglesia no necesita defensores humanos y que el Señor conoce el futuro de la iglesia y que cada cristiano era libre de votar en conciencia, de acuerdo a lo que Dios le hablaba a cada uno. Eso suscitó cierta polémica, pero el tiempo nos ha dado la razón.

Yo tengo una queja con todos los personajes conocidos en el mundo evangélico involucrados en política. Sospecho que su lealtad principal no es Cristo ni la palabra de Dios: es su partido político.

Los cristianos podrían ser muy útiles a la política en Chile si tuvieran una posición de lealtad absoluta con la palabra de Dios y los principios cristianos, porque sus planteamientos podrían suavizar las posturas de sus propios partidos. Pero dentro de las opiniones que ellos dan públicamente, nunca he escuchado a un cristiano evangélico participando de la política ya sea en la derecha o la izquierda, que tenga algún planteamiento, idea, postulado, que sea crítico de
su propio partido.

Están las declaraciones cuando su partido está tomando posiciones que son adecuadas para la iglesia evangélica, pero está el tremendo silencio cuando sus propios partidos toman posiciones que son contrarias a algunos postulados de la iglesia evangélica. La música en el mundo no solo consta de notas y sonidos, también de silencios. Los silencios son muy importantes en la música. Entonces los políticos, muchos de ellos se autodenominan evangélicos, tienen grandes notas y sonidos altos en algunos momentos, pero tremendos
silencios en otros, cuando deberían hablar. El tema es la lealtad: solo la escritura, solo Cristo. Eso debe ser siempre lo primordial para un cristiano.

@ER

Comments are closed.

Recent Comments