Diario Digital

COLMEVET, Chiloé Silvestre y Chiloé Protegido alertan que fauna silvestre de la zona está desprotegida

 

  • Advirtieron que al año cerca de 40 pudúes mueren por descuido humano, de los cuales el 70 % sufre ataque de perros (todos con dueño) y un 25% atropellos

02 octubre 2020.- Una grave denuncia realizó el Consejo Regional del Archipiélago de Chiloé del Colegio Médico Veterinario (Colmevet) y la ONG Chiloé Silvestre, quienes advirtieron que la fauna silvestre de la zona está desprotegida, debido a la falta de fiscalización, la inexistencia de políticas articuladoras, recursos e infraestructura pertinente para enfrentar el tema. Al respecto, ejemplificaron que al año cerca de 40 pudúes, especie protegida y en peligro de extinción, muere producto de ataques de perros y atropellos.

“Como Colegio Médico Veterinario tenemos una gran preocupación por el cuidado de nuestra fauna, en el entendido que esta situación impactará en todo el ecosistema. Sabemos que se efectúan cientos de denuncias por fauna silvestre dañada en la provincia de Chiloé, pero ningún organismo del Estado hace eco a estos problemas. La autoridad deja el rescate de la fauna silvestre en manos de particulares, inexpertos y organizaciones sin fines de lucro que luchan por sobrevivir prácticamente sin ningún apoyo económico”, sostuvo Alfredo Caro, presidente del Consejo Regional Archipiélago de Chiloé de Colmevet.

Desde Chiloé Silvestre señalaron que este es un tema delicado y que no es un juego. El rescate de fauna silvestre debe realizarse en manos de expertos, porque “puede provocar serios daños a la persona que manipula un animal silvestre y, puede agravar aún más las condiciones de la fauna silvestre herida producto de un mal manejo y transporte”, comenta el Dr. Javier Cabello presidente de la entidad, única organización encargada de rehabilitar fauna silvestre en Chiloé.

Desde el 2018 el número de pudúes ingresado a la ONG Chiloé Silvestre ha aumentado en un 25% cada año. En lo que va corrido de 2020 ya van 13 pudúes ingresados al centro de rehabilitación, sin embrago, estiman que esta cifra llegará a la veintena hacia el final del año. Según detalla, Ronie Asencio Médico Veterinario a cargo del centro de rehabilitación, “lamentablemente, esta cifra representará a penas la mitad de los pudúes que necesitan de una atención urgente, debido a que muchos no llegan al Centro porque mueren en el mismo lugar sin atención oportuna”. De los animales que llegan a tener atención, el 70 % de estos ingresa producto del ataque de perros (todos con dueño), un 25% a causa de atropellos y un 5% por otras razones.

El rescate de especies y desprotección

Según han constatado por las denuncias de particulares, existe una falta de recursos e infraestructura del SAG para enfrentar el rescate de animales, sumado a los horarios de oficina que no permiten respuestas oportunas. Por esto, señalan desde la Red de Fauna Accidentada de Chiloé, han llegado a sumar más de 60 denuncias de fauna silvestre herida en los últimos meses, “teniendo que coordinar con otras organizaciones y con el Colegio Médico Veterinario (Colmevet), el traslado de pacientes hasta el centro de rehabilitación, con vehículos propios y/o buena voluntad de la misma comunidad chilota”, comenta Sergio Reinaldos, coordinador de la red que es articulada por la ONG “Chiloé-Protegido.

Para las organizaciones es vital enfrentar esta problemática, articulando al sector público y la sociedad civil, indicando que en los sectores donde hay existido más ataques de perros y atropellos, debieran tomarse medidas más eficientes de mitigación para enfrentar este grave problema.

Al respecto, Alfredo Caro señala que están claros que los perros sin una tenencia responsable, son un grave problema para la biodiversidad de Chiloé y también para la pequeña agricultura, porque estos animales matan decenas de ovejas acabando con parte de la producción de decenas de familias chilotas. “Es muy importante que la población entienda este problema y tenga la información oportuna sobre el importante rol que tienen en una tenencia responsable de sus mascotas. En tanto, la autoridad debe avanzar en una mayor fiscalización del cumplimiento de la Ley de Tenencia Responsable de Mascotas y animales de compañía”. Por esto, comenta esperan retomar las conversaciones que tuvieron con el SAG a principios de año y que se vieron suspendidos por la pandemia, para enfrentar de forma coordinada un trabajo conjunto para el rescate y protección de la fauna silvestre.

Cabe destacar que, no solo pudúes ingresan a Chiloé-Silvestre, si no también otras especies como loros, huairavos, gaviotas, cisnes, pingüinos, lobos marinos, tiuques y otras especies de fauna silvestre nativa protegidas por leyes nacionales. A este respecto, hay aclarar que lobos marinos, pingüinos, tortugas, nutrias y cetáceos están protegidos por la Ley de Pesca y Acuicultura a cargo de SERNAPESCA, quienes realizan los rescates correspondientes derivando los animales al centro de rehabilitación sin restricción de horario.

 

 

@ER

Comments are closed.

Recent Comments