Diario Digital

Especialistas advierten sobre efectos de la pandemia en la salud mental de adultos mayores

 

  • El psicólogo Felipe Pardo y el terapeuta ocupacional Tomás Echeverría, ambos del Cesamco Las Ánimas, coinciden en una serie de trastornos que podrían sufrir personas mayores al exponerse a salidas sin los debidos resguardos al término de un largo periodo de confinamiento.

01 septiembre 2020.- Sensación de soledad, frustración aburrimiento, miedo, desesperanza y rabia son algunos de los trastornos que un encierro prolongado puede provocar en un adulto mayor, y pueden extenderse incluso cuando ya no existen las limitaciones para salir, hecho que en Los Ríos ocurrirá a partir del 2 de septiembre. Sus posibles efectos preocupan a especialistas del Cesamco Las Ánimas, centro dependiente del Subdepartamento de Salud Mental del Servicio de Salud Valdivia.

Esto en el contexto de que el pasado domingo, la Primera Dama Cecilia Morel – quien lidera el programa “Adulto Mejor”- confirmara que desde el 2 de septiembre se levantarán todas las restricciones de salida y circulación para los mayores de 75 años en aquellas comunas y regiones como Los Ríos, que están en la fase cuatro de Apertura Inicial del Plan Paso a Paso.

En esa línea, el psicólogo Felipe Pardo y el terapeuta ocupacional Tomás Echeverría, coincidieron en señalar que los trastornos debido a encierros largos son normales y pueden durar un tiempo prolongado, incluso habiendo finalizado el periodo de aislamiento. Para prevenir esos efectos, es fundamental el autocuidado.

“El levantamiento de la restricción de las salidas de adultos mayores puede ser beneficiosa siempre y cuando se mantengan ciertas medidas de autocuidado, pero siempre continúa siendo necesario evitar contagios con el uso de mascarilla o el distanciamiento físico”, dijo Pardo.

Para el psicólogo es relevante mantener un equilibrio respecto a la anterior situación de encierro para cuidar la salud mental, y para ello es fundamental tener rutinas con actividades que pueden resultar agradables y que permitan desconectarse de lo que resultaba estresante.

Agrega el especialista que uno de los trastornos esperables después de salir de un encierro prolongado, es la ansiedad, “por lo que es importante reconectarse de forma progresiva con el exterior, sin acelerar el proceso. Para disminuir la ansiedad y el temor es necesario tener en cuenta las medidas preventivas generales, pero también saber qué hacer en el caso de presentar síntomas del Covid-19 como tos, fiebre igual o sobre 37,8°, dolor de garganta, dificultad para respirar y dolores corporales, y en ese caso la persona mayor debe acudir de inmediato al servicio de urgencia más cercano”.

DESDE LA TERAPIA OCUPACIONAL

Según el terapeuta ocupacional Tomás Echeverría, una persona mayor, además de ansiedad, podría presentar otros síntomas como irritabilidad, cambios de humor, alteración del ciclo del sueño y de la orientación temporal, las que variarán dependiendo de los factores protectores con los que cuente.

“Por eso en materia de autocuidado hay que remarcar que los adultos mayores que van a salir de casa, inicialmente lo hagan en base a la necesidad que tengan. Por ejemplo, si deben ir a comprar a un supermercado porque no tiene red de apoyo familiar que le pueda suplir este ítem, quizá podría considerar la colaboración de algún vecino”, dijo Echeverría.

El profesional sostuvo que “si bien es importante que podamos ir retomando nuestras actividades en la medida que la seguridad y las medidas preventivas lo permitan, manteniendo las precauciones que se vienen enunciando desde marzo a la población, los adultos mayores pueden confiar en salir de sus casas. Pero para ello deben ser responsables con todo lo que se ha venido insistiendo en cuanto a prevención”.

@ER

Comments are closed.

Recent Comments