Diario Digital

Qué nos deja esta pandemia con respecto a la producción de alimentos y la alimentación

Por Hardy Cárdenas Quichillao, Co-fundador ONG- Suelos Vivos

18 junio 2020.- Hemos pasado por una serie de estrategias para sacar nuestra agricultura adelante, desde declararnos “potencia alimentaria” y exportadores en distintos gobiernos.

Pero un virus dejó al descubierto algo que hemos señalado durante muchos años: hemos ido entregando la producción de alimentos a la importación y no digo solamente como país, sino también como ciudad, pues un gran volumen de los alimentos que consumimos viene desde otras zonas. También ocurre eso en el campo: preferimos comprar alimentos en el pueblo y no producirlos. Este proceso desnudó la fragilidad del sistema actual de producir y de importar alimentos desde cualquier lugar.

Países que han vivido mucho más años y guerras han trabajado en la producción individual y local, sabiendo que en cualquier momento vuelven los tiempos duros, porque todo es cíclico… Ahora no fue una guerra, sino un virus el que evidenció que debemos cambiar nuestro modelo de producir alimentos.

Hay muchas familias del campo, sobre todo (que en estas comunas del sur representan sobre el 50% de la población) que se abastecen de verduras en la ciudad. Creo que llegó el momento de cambiar y el virus nos deja esa enseñanza en estos tiempos, sin dejar de mencionar que -para muchos especialistas-  aún no llegamos al momento más crítico. ¿Qué pasaría si hubiera algo mas grave, como un terremoto que cortara todo el Sur de Chile? ¿Cuánto duraríamos alimentándonos solo con lo que tenemos guardado o lo que hay en el almacén o en el supermercado?

La independencia alimentaria debe ser un tema que debemos abordar y fortalecer en cada familia rural de nuestro sur. Este cambio no solo traerá soluciones mas concretas a la alimentación de las familias por periodos más largos, sino que además fortalecerá nuestra economía local y nos entrega una independencia alimentaria   y social.

Otro de los factores que debemos cuidar es el cómo producir: seguir con este modelo productivo de alimentos extractivos tampoco nos ayudará mucho. Lo concreto es que el 80% de los suelos de Chile tienen algún nivel de degradación y se calcula que, en un tiempo más, Chile tendrá que importar en su totalidad los alimentos, si no somos capaces de producir en forma sustentable, sin destruir nuestro suelo, que es parte importante del medio ambiente y base fundamental del desarrollo sostenible.

Perder la fertilidad de nuestros suelos es perder la independencia alimentaria. Grave problema que tendrá nuestra nación si no comienza a implementar desde ahora políticas que ayuden a mejorar los suelos de Chile.

 

 

@ER

You must be logged in to post a comment.

Recent Comments