Diario Digital

Abigeato y posterior ataque armado sufrió una familia del sector rural de La Unión

13 mayo 2020.- Una pareja que ayudó en la búsqueda de los responsables del abigeato, fue amenazada de muerte y posteriormente atacada a balazos por los autores del abigeato, afortunadamente sin sufrir lesiones.

Los hechos ocurrieron en el sector Palermo de la comuna de La Unión, lugar en donde un trabajador agrícola, que identificaremos como Carlos, encontró en horas de la mañana del sábado los restos de un buey que había sido faenado en un campo cercano al de su propiedad. Esta persona reconoció al animal y llamó al propietario, así como a Carabineros del retén Catamutún. Los funcionarios policiales llegaron prontamente hasta el lugar, tomando declaración a Carlos y al propietario del animal. Luego este último debió acompañar al personal policial hasta el citado retén con el fin de formalizar la denuncia.

Entre tanto, el dueño del buey y sus  familiares   comenzaron a seguir las pistas dejadas por los autores del delito, en particular las huellas que dejó el vehículo en que se movilizaban y un neumático. Pasadas las 14 horas, la pareja llegó hasta la propiedad de Aliro Molina, en el sector Ñanculén, lugar en donde encontraron un auto con puertas y maletero abierto y cargado con carne de vacuno, pudiendo reconocer los restos del buey robado. El automóvil, patente KD 1320, es propiedad de Otilia Llanquel y estaba a cargo de su hermano, Carlos Vera Llanquel.

La víctima  y familiares  llamaron nuevamente a Carabineros, los que llegaron media hora después, lapso durante el cual dos personas se dieron a la fuga del lugar. Ambos fueron luego identificados como Hernán Molina y Carlos Vera Llanquel.

Carabineros tomo declaración al dueño de casa y a la víctima del abigeato en el lugar, esperando una respuesta del fiscal, la que llegó a eso de las 17:30 horas.

A pesar de las claras evidencias existentes, los funcionarios -por orden del fiscal- solo se disponían a llevar muestras de la carne para que se les realizara el examen de ADN. Relata víctima : “Al oponernos a dejarles la carne a los cuatreros y a la espera de que llegara la dueña del auto para su reconocimiento, Carabineros, por orden de su jefatura, nos sugirieron retirarnos del lugar, diciendo que la evidencia sería llevada hasta el retén de Catamutún”.

Atacados a balazos

La noche del domingo, cuando en horas de la madrugada llegaron hasta la propiedad de  Catherine Leal y su esposo, quienes identificaron a tres individuos en su  propiedad  y efectuando alrededor de 8 disparos con arma de fuego, afortunadamente sin causar lesiones a la pareja. Los esposos debieron recurrieron a Carabineros, quienes llegaron a las 03:30 horas para confirmar los hechos y posteriormente dirigirse al domicilio de los delincuentes, los que fueron identificados por el dueño de casa como Rodrigo Molina Huenchuguala, Carlos Vera Llanquel y Hernán Molina Huenchuguala.

Autores son detenidos pero luego quedan en libertad

Diario El Ranco consultó por estos sucesos al mayor de carabineros suplente Gonzalo Larenas, quien indicó que “Carabineros toma todos los procedimientos ajustados a derecho. Nosotros no tomamos procedimientos sin apego a la ley. Y no podemos ser nosotros los que violen la ley o los derechos de las personas”.

Respecto a este caso de abigeato, el mayor Larenas dijo que el Juzgado de Garantía en primera instancia no autorizó el ingreso al predio para la revisión del automóvil, porque a su juicio no existían los medios de prueba suficientes para ello.  Sin embargo, las diligencias hechas por personal de Carabineros lograron que los propietarios tanto del vehículo como del predio autorizaran, primero, el ingreso al predio y después al vehículo. Aquí se logra establecer que al interior del automóvil hay restos de dos animales, sin que se pueda justificar su procedencia. Uno de ellos coincidía con las características del buey que constaba en la denuncia de abigeato y el segundo se desconoce el origen.

A raíz de esto, se procede a la detención del propietario del predio, del vehículo y además se logra la detención de un tercer individuo, a quien -según la versión de la propietaria del vehículo-, ella habría facilitado el automóvil durante la jornada y se entiende que él habría sido el autor del abigeato señalado por las víctimas. Conforme a derecho se procedió a la detención de estas tres personas y al proceso de control de detención por decisión del fiscal y finalmente, estas personas fueron dejadas en libertad a la espera de citación”.

Pese a que estas personas tenían antecedentes anteriores, ninguna quedó con detención preventiva porque –señala el jefe policial- no tenían causas pendientes. “Por lo tanto –aclara- la detención fue exclusivamente por el delito particular de abigeato, y por ese delito en particular las personas quedaron en libertad, conforme lo estableció la fiscalía local”.

Gobernador del Ranco

Finalmente, con respecto al abigeato y posteriores represalias que afectaron a una familia de La Unión el pasado fin de semana, el gobernador del Ranco, Alonso Pérez de Arce, lamentó la decisión del Tribunal de Garantía de La Unión al no formalizar a las tres personas vinculadas a estos hechos.

En este caso, dijo Pérez de Arce, “Carabineros hizo su trabajo: logra dar con los responsables y los puso a disposición de la justicia. El ministerio público también hizo sus solicitudes. Pero el tribunal es un poder distinto al que nosotros representamos. Tomó el magistrado la decisión de citarlos bajo el artículo 26; en virtud de esa citación, los individuos regresan nuevamente a cometer otro delito que es disparar a personas que habían ayudado a la víctima del delito de abigeato. Carabineros vuelve a tomar detenidas a estas personas y se realiza el mismo procedimiento judicial que es citarlos bajo el artículo 26 del código penal.  Obviamente nosotros no podemos cuestionar las decisiones de un tribunal, ya que es un poder distinto a nosotros. Tenemos de dejar que las instituciones hagan su trabajo”.

@ER

You must be logged in to post a comment.

Recent Comments