Diario Digital

Gremios rechazan proyecto de ley que busca prohibir uso de leña

21 abril 2020.- Su rechazo al Proyecto de Ley que prohíbe el uso de dispositivos de calefacción domiciliaria que emplean leña como combustible en zonas saturadas y un llamado a generar una discusión seria sobre la urgencia de bajar los niveles de contaminación producida por el mal uso de la leña en invierno, la que podría agravar la emergencia sanitaria por Covid-19, manifestó la Asociación Nacional de Asociaciones de Consumidores y Usuarios de Chile, el Sistema Nacional de Certificación de Leña (SNCL) y la Confederación de Asociaciones Regionales de Leña Certificada de Chile.

Sus voceros, junto con criticar la moción ingresada el martes 07 de abril por un grupo de diputados y que impulsa la idea de prohibir el uso de la leña desde la Región de O’higgins al sur del país, recalcaron que “no precisa ninguna alternativa para esas miles de familias que no podrían usar leña en caso de que se implemente la ley propuesta. Esta última, prohíbe su uso por temas ambientales debido al material particulado emitido, pero no señala con qué se van a calefaccionar”.

Vicente Rodríguez, secretario nacional del SNCL, aseguró que “si bien se visiona un escenario complicado en el invierno, se necesita una discusión profunda y seria para abordar una prohibición de este combistible y su relación con sus impactos negativos en la salud de las personas y las enfermedades estacionales, que se discuten en el país desde hace 20 años”.

A través de una declaración, los representantes de los gremios recordaron que el causante del aumento del material particulado es el uso de leña húmeda o verde, con un contenido de humedad superior al 25%. “El Estado y autoridades, en vez de buscar la prohibición definitiva de la leña, deben focalizar sus esfuerzos en apoyar a comerciantes para que vendan leña seca con un contenido de humedad bajo el 25%, lo cual está en sintonía por medidas impulsadas por el Ministerio de Energía, que posee una estrategia para leña de calidad”, agregan.

“Es necesario indicar que esta decisión afecta directamente a todos los hogares que usan este combustible como su principal fuente de calefacción y también como medio de cocción de alimentos. Desde O´Higgins hasta Aysén, se concentra el 36% de la población nacional, y el 74% de estas personas consume leña en su hogar, es decir, cerca de 5 millones de personas”, detallan. Aseguraron que las alternativas como la parafina o el gas licuado afectaría profundamente el presupuesto familiar de millones de chilenos, al aumentar fuertemente el costo de calefacción.

“Además, poseen una alta huella de carbono (CO2). Este aumento llevaría al país a incumplir compromisos internacionales que posee respecto a reducir sus emisiones de CO2, pactos que el mismo Congreso ha ratificado”, precisan. “También, nuestro rubro es la base de economías locales que genera miles de empleos y que además brinda soberanía energética a nuestro país, ya que es un recurso local”, manifestaron.

Junto con llamar a realizar un análisis más amplio, con la asesoría de expertos en la materia y con los actores involucrados en la industria de la leña y la biomasa, manifestaron su preocupación porque esta prohibición genere otro tipo de problemas no visualizados.

“No podemos ‘prohibir la calefacción para evitar el humo’. Millones de familias quedarían expuestas al frío, lo que puede traer consigo las mismas enfermedades que se quieren evitar”, aseguraron. “Nuestros gremios se alinean con el compromiso de disminuir emisiones y mantener el empleo y los precios, pero exigimos el ingreso del proyecto de ley que prepara el Ministerio de Energía”.

@ER

You must be logged in to post a comment.

Recent Comments