Diario Digital

Gobernador Pérez de Arce por reforma constitucional y plebiscito: «garantizaremos un proceso libre, democrático y transparente»

24 diciembre 2019.– Lo que sigue a la promulgación realizada recientemente por el presidente Sebastián Piñera, es la realización del Plebiscito de Entrada el 26 de abril del 2020, donde vía voto voluntario, se decidirá si se aprueba o rechaza una nueva constitución.

Como una oportunidad de lograr con total libertad y en plena democracia, un gran acuerdo constitucional, con amplia y efectiva participación ciudadana, calificó el Gobernador del Ranco Alonso Pérez de Arce, la promulgación que el presidente Sebastián Piñera realizó para la reforma a la Constitución y el Plebiscito Constitucional.

En tal sentido, la autoridad destacó que este acuerdo constitucional está basado sobre la garantía de que ciudadanos hombres y mujeres, no solo tendrán la primera palabra respecto a la naturaleza y mecanismo de dicho acuerdo, a través de un plebiscito de entrada; sino que también tendrán en sus manos la decisión respecto a los principios y contenidos de una Nueva Constitución, a través de un plebiscito ratificatorio.

«Estamos colocando en valor el significado profundo de los acuerdos transversales, sin mezquindades políticas. No hay que olvidar que ese principio permitió arribar a ese histórico acuerdo el 15 de noviembre, y más tarde a la Comisión Técnica que los sectores políticos designaron, y que permitió transformar aquel acuerdo en una realidad”, señaló el Gobernador Pérez de Arce.

ETAPAS QUE SIGUEN

Los hitos que siguen a continuación de la promulgación realizada por el presidente Sebastián Piñera, son la realización del Plebiscito de entrada el día 26 de abril de 2020, donde el país se pronunciará, vía voto voluntario, sobre si aprueba o rechaza una nueva constitución y respecto del mecanismo.

Acto seguido, el día 25 de octubre de 2020, en caso se apruebe realizar una nueva Constitución, se dará paso a la elección de los delegados o Convencionales Constituyentes, el mismo día de la elección municipal y de gobernadores regionales.

Nueve meses después de instalada la Convención (o 12 meses, si se solicitó prórroga, por tres meses, por única vez), ésta debe entregar un texto redactado y aprobado de la Nueva Constitución. Cumplida esta tarea esta Convención se disolverá.

Después de la entrega del texto final propuesto por la Convención,  el Presidente de la República deberá convocar a un Plebiscito Ratificatorio para la Nueva Constitución, la cual será vía voto obligatorio.

Si gana el rechazo a la nueva Constitución, el proceso llega hasta ahí. En tanto, si hay aprobación, el Presidente debe convocar al Congreso Pleno para que, en un acto público y solemne, se promulgue la Nueva Constitución; y unos días más tarde el nuevo documento será publicado en el Diario Oficial, entrando en vigencia, mismo día que quedará derogada la Constitución de 1980.

@ER
Recent Comments