Diario Digital

Contraloría inicia sumario administrativo contra SAG regional Los Ríos por incumplimiento de cobros de servicios a matadero de Río Bueno

21 octubre 2019.- Millonaria deuda de servicios no fue cobrada en los plazos establecidos en los reglamentos.

Contraloría instruirá un procedimiento administrativo disciplinario por incumplimiento en las labores de cobranza de los servicios de inspección medico veterinaria prestados por el Servicio Agrícola Ganadero (SAG) de la región de Los Ríos, a la empresa Frigobal SpA, operadora del matadero Río Bueno, por un total de 81 prestaciones que en dinero superan los 55 millones de pesos y que, hasta ahora, el SAG -pese a la deuda- continuaba prestando el servicio pese a la prohibición de la ley cuando existe morosidad.

Contraloría notificó la medida al Director Regional del SAG mediante el oficio 3.980 del 01  de octubre de 2019, indica que existió incumplimiento de los plazos establecidos en los procedimientos sobre control de deudores, y que esa omisión vulneró la obligación que tiene todo público de adoptar las medidas de cuidado y resguardado necesarias del patrimonio o bienes públicos consagrados en la ley 10.336.

En efecto, mediante investigación previa el organismo contralor advirtió que Frigobal SpA presentaba deuda desde el 17 de junio de 2016 hasta el 16 de abril de 2018, por un total de $ 55.212.505, cesando sus operaciones el 01 de julio de 2018. En cuestión, pasados 15 dias de la mora, Frigobal SpA debia ingresar al registro de morosos y debia ser notificado por escrito a los 30, 60 y 90 dias corridos, con una ampliación final de 7 dias, para luego judicializar el cobro y paralizar los servicios, lo cual jamás ocurrió.

Por el contrario, el 09 de marzo de 2018, por medio de carta N° 131, el jefe de la oficina sectorial Río Bueno, Cristian Tepano Aros, comunicó a la empresa la decisión del director regional del SAG de continuar con las inspecciones, lo cual debía ser notificado por escrito al supervisor técnico del servicio, lo cual no ocurrió. Además se constata que le morosidad comenzó el año 2016, con 20 meses de retraso y con más de 70 inspecciones realizadas, lo cual vulneró gravemente lo dispuesto en el procedimiento o reglamento de cobro.

Recién el 25 de mayo de 2018, el SAG ingresó la demanda al Juzgado de Letras y Garantías de Río Bueno, lo cual violaría el principio de celeridad para hacer expeditos los trámites correspondientes, todo lo cual lleva a que Contraloría incie el sumario administrativo para determinar las eventuales responsabilidades ante los hechos descritos.

@ER
Recent Comments