Diario Digital

La Perla del Sur

2d5f7e05-cf34-45ed-b1ee-99bd21fc7ce3

Valdivia  cumplió un año más y dentro de esta importante conmemoración resulta fundamental  resaltar el aporte que realiza cada uno de sus habitantes. Comenzando por reconocer a todos aquellos que se supieron levantar después de ese fatídico día en que la naturaleza nos pegó fuerte. Ciertamente, este hecho comprueba que nuestro temple  como valdivianos está fuertemente arraigado a nuestra historia. La belleza natural y la gran variedad de testimonios patrimoniales, dan cuenta del aporte humano, que a lo largo de estos más de 400 años ha  mantenido con vida y alegría a la Perla del Sur. Todo esto, nos dice cada día, que no hay otro lugar en el mundo, donde la lluvia te acaricie y a la vez haga florecer los campos que nos dan el sustento diario.

-¡Valdivia! – ¡Que lindo es Valdivia!- dice una canción, y no es casualidad, sobre todo pensando en su gente. Ya que gracias al esfuerzo e ímpetu  de miles de personas, nuestra ciudad florece y se desarrolla a la par con el cuidado de su gran entorno natural. Lo anterior, supone necesariamente muchos desafíos y uno de ellos consiste en conciliar polos  para un desarrollo sustentable y con una mejor conectividad. Para lo cual, debe haber un trabajo serio y con transparencia.

Ser valdiviano conlleva tener sensibilidades y responsabilidades, ejemplo de ello es tener disposición a trabajar en propuestas que den respuestas concretas a las necesidades que tienen las personas. En ese sentido, debe haber un objetivo con el cual se debe velar por seguir cultivando este espíritu de respeto y cuidado del entorno, sin olvidar que el desarrollo constante es también sinónimo de avanzar con memoria.

 

Luciano Flores Garcia

@ER

Comments

Recent Comments