Diario Digital

Hay esperanza con personas como tú

09 septiembre, 2014. 
10580952_713368795366841_7213959983130536754_o

Hay personas que han encontrado un sentido a su vida en ayudar a otras personas. El hecho de ayudar a una persona de corazón y desinteresadamente, es algo que nos llena como personas. A eso muchos le llaman en verdadero amor y al conocer la historia de cada una de ellas y ellos, creo que sí. Aquí les contaremos la historia de estas personas extraordinarias y un trabajo de varios meses junto a los voluntarios y personas de la calle en la ciudad de La Unión.

Muchos de nosotros pasamos por encima del puente 21 de mayo y Comercio sin darnos cuenta, pero son pocos lo que se dan cuenta y accionan para ayudar a alguien que vive en una pobreza extrema y dura. Estamos claro que ese no es el único grupo, sabemos que existen más grupos y personas que tienen una voluntad extraordinaria para ayudar al que sufre.

Hace meses fuimos invitados a conocer a estas personas que visitan a las personas en situación de calle. Nos insertamos como unos más de estos voluntarios que ayudan en forma desinteresada durante bastante tiempo, cuando se dieron cuenta que habían personas viviendo bajo los puentes de nuestra ciudad. Para ellos esto no paso por alto y con acciones concretas han demostrado y han dado una mano a alguien que lo necesita.

 

10582865_713368708700183_7380271968613178849_o

“Ayúdame ayudar”

Ana Luisa es una de las voluntarias de este grupo de personas que sale tres veces a la semana y hacen operativos, donde los bañan, cortan el pelo y le dan un muy buen almuerzo u once, cuando se puede hacer. Porque también dependen de las donaciones que le realizan como: pan, café etc.

Este grupo está conformado por ocho personas, las cuales son: Yanine Carillo, Margoth Villalobos, Naldo Lagos, Arcadio Videla, Luis Adamas, Ana Luisa Márquez y su esposo, Bernabé Flores.

Este grupo está integrado por mujeres, madres, estudiantes y hombres que dejan por unas horas a la semana sus quehaceres y entregan su voluntad para ir en ayuda de 11 personas que están viviendo en situación de calle y que pernoctan bajo los puentes 21 de mayo, Comercio y Sagllue que está a la salida hacia Trumao. Aquí se encontró una persona que sufre de Parkinson.

Margoth Villalobos, también pertenece al grupo y nos comenta como logra entregar todas las semanas en los puentes de la comuna café, almuerzo u once, dependiendo del clima. “Esto es una cadena de amor hacia el prójimo y participan varias empresas e instituciones de la comuna: como panaderías, fruterías, almacenes, peluquerías que nos aportan y lo más importante tienen voluntad de ayudar, ese es el principal motor para llegar con nuestra ayuda a los más necesitados”.

DSC06968

Hace poco tiempo atrás voluntarias de la cruz roja de la comuna y carabineros que acompañaron, se hizo entrega de frazadas.  Salimos en la tarde, casi noche, ya que es cuando llegan a dormir y nos encontramos con siete personas que duermen en el puente 21 de mayo. Tenían una fogata y estaban comiendo para irse a dormir, la alegría fue notoria por la llegada de esas frazadas para apalear ese día helado y lluvioso.

Hay muchas historias que nos cuentan Ana, la coordinadora de este grupo de amigos, “donde algunas personas que están en este grupo, encontraron familiares viviendo bajo el puente que no conocían o que no habían escuchado en su vida, pero que con él cuento de su historia de vida de estos indigentes, comienza a conocer otra historia que a menudo se esconde o ignora”.

DSC06973

Le preguntamos a los indigentes, por qué viven aquí y no en un casa o con familiares, uno nos señalan que no quieren molestar a los familiares, otros son de otras ciudades y no conocen a nadie y no tiene trabajo, solamente hacen “pololitos” de trabajos esporádicos y también, el alcohol que es sin lugar a duda para muchos una salida a los problemas u olvidar algún crisis en su vida que jamás han podido salir.

No queremos juzgarlos, porque nos somos quien para serlo, mejor ayudémosle a vivir en forma digna, nos dice, Ana María, ya que nunca sabe las vueltas de la vida. Aunque uno no lo crea, ayudando se aprende más que estar recibiendo.

Y es así como esta mujer y su esposo han ido tocando puertas y sensibilizando a los unioninos que tienen un enorme corazón y quieren ayudar de alguna forma. También se han sumado sus amigos que han visto una gran labor social de este matrimonio y que ayudan para cocinar y repartirse algunas responsabilidades. Hoy suman unos ocho amigos que se organizan para ir en ayuda de estas personas que viven bajo los puentes. Además se juntan sábado por medio en el estadio Centenario para otorgarles servicios de ducha, así como corte de cabello y un rico almuerzo”.

Hay otro grupo de personas que viven en pésimas condiciones, en piezas donde tienen solo un colchón y frazadas para cubrirse. Estas personas están o se ubican durante el día en el sector sur de la comuna, al final de calle Ramírez y a la hora de dormir van a una lugar muy cercano, donde pagan por una pieza, pero muchas veces en forma inhumanas, en el suelo, con frío y hambre. Son alrededor de 10 personas que viven en esta situaciones de soledad y abandono.

10390054_713368072033580_5613960242310289916_n

Finalmente, después de compartir con este grupo de voluntarios y este admirable ejemplo, le preguntamos cual creen ustedes que es el sueño y que falta para que estas personas cuenten con un techo digno y profesionales que les ayuden a salir adelante.

“Algo tenemos que hacer como sociedad, no podemos dejarlos solo, sino seguirá creciendo el número en personas en situación de calle. La solución tiene que ser profunda y no seguir poniendo parches”, señaló Margoth.

¿Qué queremos para nuestra comuna?

En la vida vamos aprendiendo a tener prioridades y claramente siempre lucharemos por alimentarnos y vivir cómodamente en nuestro diario vivir, así como es importante que nuestros seres queridos tengan un buen pasar.

Estan viviendo bajos los puentes no porque quieran, han vivido proceso traumáticos o de distinta índole y buscan una mano amiga. Les preguntamos a cada uno si hubiera una casa donde puedan llegar a dormir, y ser tratados dignamente se irían, todos señalaron que sí.

Casa de acogida

Es el momento que en nuestra comuna tengamos un lugar sonde encuentren calor de hogar, donde hayan personas que aman ayudar al prójimo, profesionales y gente idónea para desarrollar un plan especial para poder ayudar a todas estas personas. Es hora de buscar una solución real para estos seres humanos o seguiremos construyendo edificios, calles, etc. Creo que es hora de buscar los equilibrios en esta sociedad y que no se tape debajo del puente nuestros propios errores como sociedad y que claramente estos indigentes y personas de la calle no tienen la culpa.

 

Ministerio Desarrollo Social

DSC07613

Leonardo Vera, sociólogo de la Seremía de desarrollo social en Valdivia, nos comenta que “hace 8 años atrás se estableció como una prioridad dentro de los grupos vulnerables que se trabajan en la población, hacer una trabajo diferenciado con las personas que tiene situación de calle, de ahí en adelante se crea al programa para personas con situación de calle”.

Este programa depende del Ministerio de Desarrollo Social y hace alusión a dos características, primero se hizo un catastro el 2011 en la región, se levantó la información de que hay 130 personas en situación de calle.

Característica de una persona de situación de calle

Según información del Ministerio en La Unión habría en La Unión 10 a 15 personas en situación de calle y que se han mantenido en el tiempo desde el catastro realizado el 2011.

El sociólogo Vera, agrega que “las personas en situación de calle es una persona que está en el día en la calle y pernocta en la calle, porque en el caso de La Unión, nosotros hemos acudido a requerimiento y hemos visto caso de personas que ambulan por la calle, limosneando, pero tiene un lugar donde pernoctar”.

La ejecución del programa al día de hoy se está registrando en la ciudad de Valdivia, porque hay 25 personas y representa el mayor número en la región.

El programa trata de ayudar con mayor profundidad a estas personas a través de profesionales como psicólogo, asistente social y una persona que está vinculado al posicionamiento laboral, esto último, con la idea de habilitar laboralmente una persona entregando herramientas como capacitación y así poderle mostrar el camino; esto se está trabajando desde el año pasado y lo está ejecutando una universidad en la ciudad de Valdivia.

10628057_713369018700152_5548102102032614768_n

Herramientas para la inserción

Leonardo Vera manifiesta que “Cuando uno se mete con las personas de situación de calle, hay muchos factores. Lo que busca este programa es habilitarlo socialmente, desde lo más básicos, desde la vinculación, es decir, porque está en la calle y cuáles son sus posibles salidas. Hay algo muy contradictorio y es que por esto se trabaja en conjunto, uno, efectivamente las personas no están en la calle porque quiere, eso es un mito que se ha construido a través de los años en general en Chile. Las personas están ahí porque es la última opción que les queda, porque fue la que estuvo institucionalizada en hogares de menores. Si tú revisas la historia o los casos que nosotros tenemos, son personas que pasaron por SENAME, fueron agresores, violencia en sus familias, alcohólicos, o fueron echados de sus hogares y el único refugio y solidaridad es la calle”.

Comportamiento en el país

Para el profesional del Ministerio de Desarrollo Social “Lo que caracteriza a las personas que viven en situación de calle de Temuco al sur es una alta presencia de alcoholismo. El trabajo en situación de calle en otras regiones del país, son personas que están de paso por la calle, son personas que perdieron su empleo, son jóvenes, son personas que no llevan más de 6 meses. Las personas de Valdivia y La Unión, en cambio, son de alta data, inclusive más de 6 años, entonces cambiar la perspectiva de estas personas y la reparación que tienen que hacer con ellos, es un trabajo de muy largo aliento. Lo que sí podría ayudar y que es una gran ayuda para nosotros en Valdivia, cosa que no existe en La Unión, es el Hogar de Cristo”.

Asimismo, “Hay un tema que hay que dejar claro y que siempre genera discusión en este punto, yo no puedo obligar a alguien hacer algo que no quiera, si la persona está viviendo bajo el puente o en la calle, yo no le puedo decir, ¡te llevo y te pongo en otra parte!, enfatiza el profesional

“Que lo que hace el estado en eso, tenemos el programa de situación de calle por un lado, con apoyo de profesionales. También lo que hace el estado y que se hace en Valdivia con la ayuda del Hogar de Cristo, es un programa que se llama “ruta calle”, este programa consiste que el Hogar de Cristo, todos los días, con la ayuda del Ministerio Social, va a visitar a estas personas que duermen y viven en la calle y les entrega comida caliente en la noche y un desayuno, esto para que no dependa del voluntariado. El gran pero del voluntariado es que no tenemos la certeza si van a ir. Esto se institucionaliza a través de instituciones serias con dineros permanentes y que en este caso lo entregamos al Hogar de Cristo.

10608759_713368755366845_5241574900361670260_o

La Unión

El profesional es claro en señalar que este programa se estaría implementando en la ciudad de La Unión cuando se genere una nueva propuesta, este programa se focalizará en La Unión, hoy solamente está en Valdivia.

-Al no haber un Hogar de Cristo en La Unión o alguna institución legal Cómo se puede ejecutar este programa en la capital del Ranco y que factor cumple el municipio?

La experiencia nos dice que este es un rol del Estado y no tanto los municipios. Aquí existen si no es una hospedería o centros diurnos, esto permite que las personas no duerman en la calle, que estén protegidos y se les de comida. El tema del hospedaje es otro tema, normalmente el Hogar de Cristo se ha vinculado a este tema y que está posicionado, cosa que no está bien, en definitiva ocurre lo que paso en La Unión, se va el Hogar de Cristo y quedamos en nada.

Aquí los esfuerzos deben ir desde el Estado de preocuparse y desarrollar programas que se están haciendo en generar las instancias.

Ahora el municipio como tal, no tiene esa función. Lo que sí ha estado presente es que tenemos esta población, podrían ustedes apoyarnos poniéndose este programa en la comuna, ni siquiera Valdivia lo tiene. Esto debería hacerse a través de las instancias formales del Estado.

Finalmente, el profesional  manifestó que en  uno o dos años más  se estaría trabajando con las personas en situación de calle  en La Unión y para ellos solicitaran la ayuda del  municipio como ente colaborador para contratar un grupo de profesionales.

 

Para los que quiera ayudar, este es el facebook del grupo: https://www.facebook.com/pages/Ayudame-A-YUDAR/692383957465325?fref=ts

 

@ER
Recent Comments