Diario Digital

Soy hijo de madre Soltera

09 Enero 2014.  

Jaime Bórquez Zuñiga. Administrador Público.

unnamed-75

Desde siempre lo supe, desde las primeras nociones de que tengo de mi vida. La falta de un hombre en la casa seguramente me hizo preguntar a mi madre, por qué todos los niños del barrio y de la Escuela tenían papá y yo no… Sí con mucha claridad me acuerdo la respuesta de mi “viejita”. No hay un papá en casa porque SOY MADRE SOLTERA.

Por lo mismo, me declaro un “Mamon” por naturaleza, ya que pertenezco orgullosamente al cada vez creciente número de hijas e hijos criados solamente por sus madres, quienes en su momento se atrevieron a hacerlo pese al “que dirán” de algunos personajes de la sociedad o al ridículo estigma de ser “Mamás solteras”.

Mi madre fue independiente toda su vida, hace muchos años ya me habló de que sería lindo ver a los hombres ayudando en la crianza de los hijos y en las labores domésticas, porque sólo así, se entendería y valoraría en toda su dimensión el trabajo de ser madre, esposa y dueña de casa; eso sin contar que las mujeres hoy en día, necesitan cada vez más su espacio para salir a trabajar… Hoy le llamamos “Igualdad de Género”

Me enseñó a tratar bien a la gente, con amabilidad, respeto y cariño. Siempre fue padre y madre, preocupada de todo lo que me pasaba y a veces preocupada en demasía por lo que me podía pasar…

La confianza y complicidad con mi madre era total, ya que su doble función de mamá y papá lo ameritaba. Con mucho orgullo recuerdo que abordé con ella los temas que para muchos aún siguen siendo complicados tocar con los adolescentes. Las drogas, el alcohol y la vida sexual a temprana edad, fueron temas tan normales como cualquier otro. No creía que hablar de estas actividades prohibidas era aprobarlas.

No necesitábamos a veces mucho tiempo para estar juntos, sin embargo nuestro espíritu juguetón, y las ganas de que alguna tarea escolar o doméstica se convirtiera en un juego, nos hizo pasar muy agradables momentos. Siempre me pareció divertido crecer con ella, sobre todo cuando fui más alto y podía cargarla en mis brazos…

Me enseñó a tratar bien a la gente, con amabilidad, respeto y cariño. Siempre fue padre y madre, preocupada de todo lo que me pasaba y a veces preocupada en demasía por lo que me podía pasar…

Aprendí de ella dar y recibir afecto, a ponerme en el lugar del otro y no hacerles a mis amigos lo que no me gustaría que me hagan…Me enseñó a tener amigos. De seguro que nunca escuchó hablar de Daniel Goleman y su “Inteligencia Emocional“, sin embargo lo grabó a fuego en mí.

No recuerdo de alguna vez que me haya criticado o censurado, siempre se puso al lado mío para levantarme y elogiarme, para decirme “estoy orgullosa de ti”

En nuestros tiempos son muchas las mujeres que son madres solteras y cumplen la función de madres y padres. También muchos las hijas e hijos de madres solteras que sobresalen en las diferentes actividades que la vida moderna nos brinda.

El Papa Francisco recordó en una reciente entrevista con el diario La Stampa que el año pasado, cuando era Arzobispo de Buenos Aires, denunció la actitud de algunos sacerdotes que se oponen a bautizar a los hijos de las madres solteras. «Es una mentalidad enferma», precisó.

Sin duda que gracias a mi madre, a su dedicación, amor, cariño y ternura soy un hombre de bien, profesional, con una hermosa familia y ligado al servicio público.

Y gracias a Dios mi Coeficiente Intelectual o C.I. está por sobre 100.

 

@ER
Recent Comments