Diario Digital

Liceo San Conrado y Liceo agricola y forestal Lipingüe firmaron convenio con CHILTERRA

El acuerdo permitirá a los estudiantes del la especialidad Técnico Agropecuario realizar prácticas curriculares en diferentes predios de la empresa a partir del 3 de julio.

Los estudiantes aprenderán el método de producción lechera neozelandés, bajo la supervisión de maestros guías -trabajadores de la empresa-, apoyados en el modelo de formación dual para la educación técnico profesional de enseñanza media.

En Futrono se realizó la firma del convenio de colaboración entre la empresa Chilterra S.A. y los liceos San Conrado de Futrono y Agrícola y Forestal Lipingüe de Los Lagos, que permitirá a los estudiantes de la especialidad Técnico Agropecuario realizar prácticas en diferentes predios agrícolas de las regiones de Los Ríos y Los Lagos.

El asesor educacional de Chilterra, Alejandro Brito, destacó que a través de este convenio la empresa pone a disposición de los estudiantes su patrimonio más valioso, el conocimiento adquirido durante los más de 20 años trabajando bajo el método de producción lechera neozelandés, conocido mundialmente como el “del pasto a la leche”. Brito explicó además, que la iniciativa se basa en la formación profesional dual para la enseñanza media técnico profesional, lo que en la práctica significa que los estudiantes pasarán dos semanas en clases y dos semanas en la empresa, la que se constituirá en un segundo lugar de aprendizaje de las competencias necesarias para tener éxito en el mundo de hoy.

Los estudiantes de ambos liceos comenzarán sus prácticas el martes 3 de julio en los predios La Montaña en la comuna de Los Lagos, El Huite 1 y 2 en Futrono, Santa Genoveva y San José en Paillaco y Los Radales en Osorno. Estarán a cargo de maestros guías, trabajadores de la empresa, que han estado preparándose para responder al desafío de la educación dual, pero además, los formarán desde un punto de vista integral: valores, ética laboral y responsabilidad. La meta final es formar buenos técnicos agrícolas, y ofrecerles mejores expectativas de vida para que no tengan la necesidad de emigrar a las grandes ciudades.

Para alcanzar este objetivo, la empresa se propuso rescatar el espíritu original de la formación dual, modelo importado desde Alemania en 1992 -que según Brito-, actualmente es fundamental para la formación de los técnicos germanos, que aprenden más de 400 oficios con esta modalidad, (más del 50 % de los estudiantes de la enseñanza media se forman con este modelo y solo el 31% de ellos asiste al liceo pensando en llegar a la universidad).

Esteban Pitripán, estudiante del 4° medio del Liceo San Conrado elegido para hablar en representación de sus compañeros en la ceremonia, agradeció a la empresa “por depositar en nosotros su confianza, por permitirnos hacer uso de sus instalaciones y darnos las herramientas necesarias para estar preparados para el mundo laboral. Nos sentimos realmente afortunados por haber sido elegidos para comenzar a hacer prácticas en una empresa tan reconocida. Para nosotros es una gran oportunidad para adquirir conocimientos en terreno y las destrezas necesarias para ser un buen técnico agrícola”.

Casi al final de la ceremonia, Ricardo Ríos, Gerente General de la empresa, se dirigió a los estudiantes, y les invitó a aprovechar la oportunidad que Chilterra les ofrece. “Nuestra empresa les abre las puertas para que ustedes vengan a aprender lo que nosotros sabemos hacer”, señaló. «Espero que tanto ustedes como sus profesores se motiven para que esto no sea letra muerta”, como ocurre con muchos casos, y “ojalá que esto sea un ejemplo para que el sur de Chile se empiece a desarrollar, y el día de mañana nuestras ciudades, nuestras calles y los negocios sean tan prósperos como los países desarrollados”.

En presentación del Institución de Educación Rural, sostenedor del Liceo Lipingüe, Gladys Arenas agradeció la iniciativa de la empresa privada y enfatizó que el futuro de la educación técnico profesional es la responsabilidad compartida de los actores sociales implicados en los procesos educativos. “Una educación técnico profesional de calidad no se puede conseguir sin el apoyo efectivo de la empresa, consiente de participar en el proceso de formación de los alumnos, que serán en el futuro los trabajadores. Iniciativas de este tipo, que generan vínculos entre la empresa y el mundo educativo, están a la vanguardia de lo que requiere la educación técnico profesional para su real proyección en Chile”.

René Contreras, director del Liceo San Conrado valoró que haya sido la empresa la que dio el primer paso en este convenio, y que Ricardo Ríos, Gerente General de Chilterra “haya sido el más entusiasta y el verdadero motor” de este convenio de colaboración. Destacó además “la preocupación del personal de la empresa, que se traduce en la preparación de los maestros guías, la entrega del material para los profesores de los liceos, la preocupación porque los jóvenes practicantes estén bien ubicados en sus lugares de trabajo y becarlos para que puedan financiar sus gastos personales. Pero más allá de lo anterior, valoramos el hecho de ser una empresa preocupada de ser un real aporte en la formación de los estudiantes, más que sacar provecho y tener mano de obra barata, como ocurre lamentablemente en muchos casos”, sentenció el directivo.

Por último, Brito aseguró que para Chilterra “la responsabilidad social y empresarial no es un slogan y tampoco es asistencialismo”, sino “un cambio enorme en la forma de enfrentar el desafío de la educación contemporizada, inclusiva y pertinente”, y esperan que más empresa “escuchen el clamor de los jóvenes por una educación con significado, que rompa la injusta brecha que los separa de la educación particular”.

La ceremonia se realizó en dependencias de Caja Los Andes, en la comuna de Futrono, y en ella estuvieron presentes estudiantes y profesores de ambos liceos, apoderados, representantes de las comunidades indígenas, autoridades locales y regionales, trabajadores y representantes de la empresa.

 

 

 

 

 

@ER
Recent Comments