Diario Digital

«Marca por un sueño»

Señor  Director.

Un par de domingos atras, en la sección de reportajes de un diario que ostenta grandes páginas, apareció junto a un titular bastante sugerente, la fotografía de @camila_vallejo, solitaria, en una salita oscura con lienzos de fondo y un par de ollas vacías sobre una debil mesa. «Ella es la nueva figura del Comunismo Chileno, véanla» nos trataban de hacer entender con esta imagen, en la página contraria, en cambio, cuatro o cinco jovenes de algunas Ues privadas, se planteaban como un nuevo referente de educación superior, descartando los procedimientos empleados por los «otros», bastante obvia la idea de fondo ¿cierto?, lo que terminó confirmando la vieja frase que pone en duda la credibilidad del medio, ese, el de las grandes y avisadas páginas.

 

Ahora bien, si quisiera dedicarme en estas lineas a elogiar a @camila_vallejo, y sus socios, no escatimaría en ellos, pues se trata de personas que entendieron su vocación y la ejercen con la resposablidad y seriedad que ya se quisieran otros. Ella, la ROJA de la Chile, lentamente se ha transformado en una lider social, junto a otros jovenes y decididos dirigentes estudiantiles para llevar adelante una noble tarea, cambiar el esquema vigente de la educación chilena. Donde aún bicicleteamos entre el tipo de financiamiento, el lucro, la administración o la calidad, etc. Sin saber claramente, por donde entrarle al problema, convengamos en ello con honestidad, por favor.

 

En mi modesta opinión, es evidente que en esta situación de efervescencia, los mecanismos «regulares» para contener estas movilizaciones están al límite, no es plausible negar permisos para marchar, pues esto implicaría generar un estado de riesgo social insospechado. Mientras tanto, otros dirigentes (casi los mismos de siempre) que permanecieron en un cauto silencio, para que los mecanismos «regulares» funcionaran, hoy se alzan en apoyos rutilantes, y en hora buena, PERO ¿donde estuvo esa generación política y gremial mientras la aguda crisis se anidaba en los bolsillos de cientos de familias Chilenas, para que finalmente el sueño raído por alcanzar un futuro mejor, colisione con una competencia imprevisible?, claro, para algunos (moros o cristianos) resultaba mas valioso el lucrativo y generico afan personal que evitar el enfado social aún distante, enfado que hoy observamos en cada cartel o lienzo, esos que avanzan tomados por las manos de miles de estudiantes y sus padres por cada calle y alameda de este nuestro ciscunspecto y futbolero país.

 

Y para rematar en el verbo que precariamente logro cultivar con mi educación a la Chilena, mantengo firme la convicción que mientras existan soñadores, los sueños siguen esperando el agarre salvaje y sagaz de una generación tras la otra, pues siempre es posible avanzar hacia un mejor futuro, con justicia e igualdad. En ello, eso si, no hay que pedir permiso, ni esperar que la puerta nos espere de par en par, el soñador irrumpe con una legión de soñadores que cubren la retaguardia.

 

Ahí los vemos caminar, son esos soñadores tras la ROJA que puede ser ella y no ser ella, es un simbolo que hoy es flanqueada por otros, que pueden ser tan rojos, o quiza no lo son, pero lo que si es cierto, es que entre sus manos fuerte y emotivamente guardan el mismo tesoro, el mismo sueño, el de un país con más igualdad.

 

Marco A. Leal

 

Pdte. Regional PPD Los Ríos.

@ER
Recent Comments