Diario Digital

Documentalista Elena Varela queda libre y sin cargos: “Vamos a seguir hablando desde la verdad”

Un trabajo de sofisticado espionaje de varios años terminó hace dos con la detención de la documentalista y directora de orquesta Elena Varela, acusada de dos asaltos en 2004 y 2005. Pero esas imputaciones fueron revocadas y quedó en libertad, aunque gran parte del material audiovisual que había rodado sobre el pueblo mapuche aún no ha sido restituido. ¿Cuál fue entonces el verdadero motivo de su detención?

Acusada de tener contactos con células del MIR y estar involucrada en dos asaltos, además de ser una activista de la causa mapuche, Elena Varela fue apresada cuando estaba en su casa de la ciudad de Villarrica hace ya dos años.

La vivienda estaba llena de micrófonos y durante su detención fue amenazada, según afirmó, por los policías que la conminaban a que se inculpara en los delitos de que la acusaban.

En el allanamiento a su casa los detectives se llevaron todo el material audiovisual del documental “Newen Mapuche” que relata el conflicto en la Araucanía y que hasta ahora no ha sido restituido en su totalidad, a pesar que ayer el tribunal oral de Villarrica la declaró inocente, situación que no dejó satisfecho al fiscal Servando Pérez.

“Sin duda que eso nos sorprende. Creemos que no va de acuerdo a la prueba que se rindió en el juicio, pero esperaremos con interés y especial atención la sentencia para evaluar la posibilidad de algún recurso. Si hay una investigación en que, en el curso de ella, una persona incluso confiesa uno de los delitos e incrimina al resto, nos cuesta entender cómo no fue valorado eso”, sostuvo el persecutor.

La idea fue reforzada por el Fiscal Nacional, Sabas Chahuán, quien además agregó el convencimiento del Ministerio Público sobre la responsabilidad de Elena Varela en el asalto a un BancoEstado de Loncoche en 2004 y en el atraco contra el INP de Machalí al año siguiente.

“No he analizado el fallo, pero es una facultad que tiene la Fiscalía Regional de la Sexta Región y el fiscal adjunto y el fiscal regional en este caso, de recurrir de nulidad o no el fallo. Mientras no conozca los detalles no puedo opinar. Sin embargo la posición del Ministerio Público era que le cabía responsabilidad a la señora Varela”, precisó Chahuán.

Entre la preparación del juicio oral y la sentencia conocida ayer pasaron dos largos años en que Elena Varela insistió en su inocencia, ya que está convencida que detrás de toda esta situación el objetivo final de sus perseguidores era apoderarse de las imágenes que darían vida al documental “Newen Mapuche”.

Al término de la audiencia en Villarrica, la realizadora se mostró contenta por la determinación del tribunal.

“Me siento totalmente feliz porque se ha hecho justicia. Como siempre dije, la verdad ha triunfado y finalmente se ha sabido de todo lo oscuro que había detrás de todo este proceso  que hemos vivido. No son solamente dos años de persecución, de proceso judicial: son seis años de persecución quizás de dónde, de dónde están esas manos. Pero estamos libres y vamos a seguir hablando desde la verdad, porque es importante que en Chile las cosas se vayan sabiendo internacionalmente y al interior”, sostuvo Varela.

Incluso ha pensado en realizar un documental con la historia de este proceso, el que estuvo lleno de pruebas que luego se desmoronaron y que permitieron dejar sin fundamento a la fiscalía.

Entre los argumentos esgrimidos estuvo la intercepción del teléfono de una amiga de Elena Varela que resultó ser una directora de orquesta, pero que el fiscal insistió que se trataba de un aparato cuyo propietario era uno de los acusados, como contó el defensor de la documentalista, Jaime Madariaga.

El abogado comentó que “se dijo por ejemplo, que Elena había tenido contacto con los autores del robo en Machalí, que se habían escondido en una casa en la calle Bulnes. Trajimos al dueño de la casa de la calle Bulnes, un miembro de la Orquesta Sinfónica de Chile. Efectivamente contra él nunca hubo una persecución penal ni nada por el estilo, una persona sin antecedentes penales, que vino a dar la cara, que quiso hablar con el fiscal, que el fiscal no quería hablar con él, que nunca evidentemente había ocultado a nadie en su domicilio. Y así, muchas otras”.

Además las propias declaraciones de los policías se contradecían con las afirmaciones hechas por la fiscalía para acusar a Varela.

Por eso la pregunta sobre el verdadero objetivo detrás de su detención queda abierta, ya que hasta hoy espera la restitución de su trabajo y poder algún día colocar en las pantallas de Chile y el mundo este documental sobre las demandas del pueblo mapuche y la marginalidad de la que es objeto.

Raúl Martínez

Fuente: www.radio.uchile.cl

@ER

You must be logged in to post a comment.

Recent Comments